builderall

Santiago Antinogene

Un Curso de Desarrollo Personal no va a cambiar tu vida

Si realizaste formaciones en desarrollo personal y luego tu vida no ha cambiado en absoluto, no te preocupes:
no es tu culpa.

Por algún motivo nos compramos una idea errónea


Nos convencieron y no nos dimos cuenta.
Creer que un curso, o un libro de desarrollo personal nos va a cambiar la vida, es un error.

No se debe a que el desarrollo personal no funcione. Todo lo contrario.

Lo que ocurre es que nuestra mente se moldea día a día según los estímulos que vamos recibiendo. Creamos "una realidad" a partir de las noticias que vemos en televisión o en las redes sociales.

Entonces?

Generamos resistencia cuando una nueva idea o concepto viene a nosotros. Pensamos: "que bueno este contenido" sin embargo, al poco tiempo volvemos a estar como antes.

Este es el concepto del resorte.

Es un resorte que te jala hacia el sillón y no te deja salir por más esfuerzo que hagas. Cuando te querés levantar, te hace fuerza para que te vuelvas a sentar.

Leer uno o dos libros, hacer uno o dos cursos para cambiar tu vida, no sirve de nada. ¿Por qué? Por el resorte.


Si querés aprender a vencer este resorte, te invito a que accedas a una serie de contenidos que voy a enviarte durante 5 días:

Soy formador de desarrollo personal desde hace más de 15 años y esto es lo que me di cuenta


Después de capacitar miles de personas de forma presencial, online, y hasta con libros, me di cuenta de algo muy importante:


El desarrollo personal es como bañarse.

Seguramente esperabas algo más técnico, ¿no? jaja. Bueno, es que es exactamente eso. Uno puede bañarse un día y sentirse bien, pero si luego pasan unos días va a volver a ensuciarse.

Para mantenernos limpios necesitamos bañarnos todos los días.

Con nuestra mente pasa igual, para mantenerla limpia necesitamos "bañarla" de buena información todos los días.

Me acuerdo que en una formación luego de estar dos horas hablando de programar nuestra mente y conseguir mejores hábitos, un asistente me dice:

-Esto me suena a que nos están lavando la cabeza.

De golpe todo el auditorio puso su mirada en mí esperando la respuesta.

Y qué creés que respondí?

"Claro, es exactamente eso. Es un lavado de cabeza, porque bien sucia la tenemos entre tantas malas noticias a las que estamos sometidos"

Más allá de lo que pase afuera, nosotros somos los que decidimos nuestro destino. Y esto es algo que debemos recordar todos los días, no solamente en un curso de motivación.

Te propongo algo


Sabiendo que el desarrollo personal es algo de todos los días, transformé todas mis formaciones en una sola gran formación diaria.


365 días de mensajes y videos. Poco a poco. 

Un contenido de 3 horas por día? No, contenidos cortos que día a día te mantendrán motivado y desarrollando tus habilidades.

Un año, contenido tras contenido.


Te invito a que pruebes 5 videos que están dentro de la plataforma:


No sé Santiago, no te conozco, ¿por qué te voy a dejar mi correo?
Hacé click en el siguiente botón y te explico: