¿Cuánto vale la vida?

 

Creo que no hay mejor recompensa que hacer lo que a uno le gusta y vivir de eso.

¡Qué lindo es vivir y disfrutar de la vida tal como lo queremos!

Imagen de previsualización de YouTube

 

Por eso la pregunta es: cuánto vale la vida?

Dependiendo el valor que le demos es lo que va a valer.

La vida es una sola, y es toda nuestra, y es una hermosa vida, dependiendo de cómo la veamos, no olvides que cuando cambiamos el modo de ver las cosas, las cosas cambian.

Y hay veces que tenemos que barajar y dar de nuevo, porque la vida hay veces que se nos presenta como un juego de cartas, y no importa las cartas que tengamos sino como jugamos las cartas que tenemos.

Cuenta una historia que había un mendigo que estaba caminando por la calle y estaba pelando una naranja para comer y en eso se da vuelta y ve a un perro que se estaba comiendo las cáscaras que él tiraba.

Muchas veces nos lamentamos de lo que nos falta sin valorar lo que tenemos. Tenemos que aprender a vivir nuestra vida y si llegara a haber cosas que no nos gustan, tenemos que ponernos a pensar si eso lo podemos cambiar.

Si es que podemos, trabajar para lograr el cambio, y si no podemos, aprender a convivir con ello, no olvidemos que somos el resultado de nuestras decisiones, y si queremos cambiar tenemos que cambiar de hábitos.

Si querés podés comunicarte conmigo a través de: santiagoantinogene@hotmail.com o dejarme un comentario aquí abajo:

Las cosas pasan porque tienen que pasar

Todos tenemos un destino, un propósito en la vida, un para qué vinimos a este mundo, y no estoy hablando de religión, simplemente estoy diciendo, que estés donde estés, tengas el Dios que tengas, hagas lo que hagas, tu vida es solo tuya y sos vos la única persona que puede hacer de tu vida, la mejor.

Todos tenemos voces interiores que sólo nosotros escuchamos, esas voces son las que nos alientan o nos desaniman, y a partir de lo que escuchamos, actuamos.

Y hay veces que pensamos “si hubiera hecho tal cosa”, o “si hubiese dicho tal otra”, el resultado no sería el mismo.

Entonces es ahí cuando digo: las cosas pasan porque tienen que pasar.

Y esto lo tomo como una filosofía de vida, y ojo, no es algo que vos tengas que hacer, sólo estoy comentando lo que pienso.

Muchas veces tenemos que aprender a ver el panorama completo, es fácil mirar en retrospectiva, lo difícil es unir los puntos hacia delante.  Si supiéramos lo que nos va a pasar si elegimos tal o cual cosa, no sería divertido. Es más: la vida sería fácil.

Pero a la vida hay que vivirla segundo a segundo, disfrutarla, sentirla y hacerla con nuestras decisiones.

Por eso, no te pongas mal si algo no sale como esperabas, pensá que las cosas pasan porque tienen que pasar.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Si querés podés comunicarte conmigo a través de: santiagoantinogene@hotmail.com o dejarme un comentario aquí abajo: